El EPOC o efecto postcombustión

Has terminado tu dura sesión de entrenamiento y te tomas un merecido descanso.

Pero que pasa mas allá de tu sesión de entrenamiento?

Pues aunque estés tirado en el sofá recuperándote, tu cuerpo sigue trabajando.

Es lo que se llama EPOC o Exceso de consumo de oxigeno post-ejercicio ( Excess Post-exercise oxygen consumption).

Y que es esto?

Durante el entrenamiento, tus músculos necesitan más energía y recurren al oxigeno aumentando el consumo calórico que variará en función de la intensidad y duración de tu entrenamiento.

Si haces por el contrario un ejercicio de fuerza y de cardio particularmente intenso como por ejemplo HIIT o Tabata, tu pulso se acelerará rápidamente hasta alcanzar su máximo nivel. Después de esfuerzos tan intensos, tu cuerpo necesita un buen rato para volver a la normalidad. Este reajuste implica también un esfuerzo a causa del cual se queman calorías. Este proceso constituye el efecto postcombustión.

Este efecto es particularmente pronunciado por ejemplo en el caso del entrenamiento HIIT. Se trata de un tipo de ejercicio con intervalos de entrenamiento muy intensos.

Fases del efecto postcombustión

El efecto postcombustión se produce durante las 48 horas que siguen al entrenamiento. Éste se divide en 3 fases durante las cuales tu cuerpo sigue quemando más calorías.

 

  • 1ª fase: esta es la fase que tiene lugar directamente después de un esfuerzo intenso y se prolonga durante alrededor de una hora. Tu cuerpo rebosa en ese momento de hormonas de estrés y está ocupado en devolver tu sistema circulatorio a niveles normales. Esto incluye la respiración, el sistema cardiovascular y el metabolismo.

 

  • 2ª fase: tu metabolismo se ha calmado al fin y tu musculatura va reconstituyéndose después del esfuerzo. Durante esta fase tu cuerpo consume más calorías para sintetizar proteínas para tus músculos.

 

  • 3ª fase: el efecto postcombustión tiene lugar hasta 48 horas después del esfuerzo. Esto se debe principalmente al aumento de la tensión muscular causada por el entrenamiento. El consumo calórico durante este periodo aumenta aun así sólo ligeramente.

 

La cantidad exacta de calorías quemadas a causa del efecto postcombustión depende de diversos factores. Tu edad, estatura, peso, género y la manera en la que entrenes desempeñan un papel determinante. Los factores más importantes para influir decisivamente en el efecto postcombustión son sin embargo tanto la duración como la intensidad de tu entrenamiento.

El valor orientativo aproximado consiste en que el efecto postcombustión constituye alrededor del 10 % de tu consumo calórico en el entrenamiento y se prolonga hasta 48 horas después de tu entrenamiento. Si quemas 1000 calorías durante el entrenamiento, estarás quemando 100 calorías suplementarias después de éste por el efecto postcombustión.

Esto no parece mucho en un principio, pero puede marcar la diferencia a la larga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *